Santa Fe
T STH%
Viernes 13 de Mayo de 2011
Santafesinos!!! • Francisco De Narváez propuso hacer el debate cuando Néstor Kirchner asuma como diputado • Una docente varada en Egipto • Robaron en el departamento del jugador Matías Quiroga • Subió a nueve la cantidad de víctimas del sismo en España • La integración de niños y jóvenes a través del teatro • La misma astilla • Creció la venta de maquinaria agrícola • La Boleta Única debutó con un gran éxito entre los estudiantes • Goya está lista para el concurso de pesca más grande del mundo • La Boleta Única debutó con un gran éxito entre los estudiantes • Ruta 1: la obra sigue pendiente • Trabajo: el arduo camino de volver a enseñar oficios • Los Cabos: un lugar lejos de todo, pero muy cerca del sol • Ghana venció a Brasil y es el campeón del Mundial Sub 20 • Adelantó su vestido • Datos estadísticos sobre VIH-Sida en la Argentina y Latinoamérica • “El éxito es puro ego” • Una gran despedida • “Lo que nos pasó con este tema, es impensado” • Agenda Concursos • Rubéola: la obra social de los docentes continúa vacunando • “En 2003 compramos la lealtad de Ferrari” • Los vecinalistas se reúnen contra el aumento de la tasa • Tango a los sueños truncos hoy en El Acompañamiento • Instancia clave • La misma astilla • Cómo hacer para tener un abdómen firme • Un drama en el ojo de los hermanos Dardenne • Luisana Lopilato ya no esconde su noviazgo con Michael Buble • La telenovela de Mauricio • 
Buscar
Viernes, 27 de Marzo de 2009
 

Encontraron una víbora Yarará de un metro y medio en una casa

El hallazgo se produjo ayer cerca del mediodía, en una vivienda ubicada en la zona de La Vuelta del Paraguayo. Los vecinos se manifestaron preocupados por la aparición del reptil

Parecía un mediodía normal como todos para Elsa y su familia. Una ronda de mates con sus hijos y vecinos en el patio de su casa bajo la sombra de un árbol, describían la cotidianeidad de todos los días. Pero de pronto, el inusual descubrimiento de un reptil de casi un metro y medio de largo, puso de manifiesto una profunda preocupación en todos los vecinos del barrio y provocó un gran alboroto.
Diario UNO se acercó hasta el corazón del barrio La Vuelta del Paraguayo, tras el llamado desesperado de una vecina producto del descubrimiento de una víbora Yarará de grandes dimensiones.
“Estábamos todos tomando mates y charlando, cuando vimos un ratón pasar corriendo por al lado muestro. Al ratito notamos una especie de movimiento raro a unos metros de donde estábamos. Fuimos a ver qué pasaba y nos encontramos con la víbora comiéndose al ratón”, contó espantada Elsa Martínez, propietaria de la casa donde se encontraba el reptil.

“Hace más de 10 años que vivo en el barrio y nunca vi algo parecido”, contó Elsa Martínez

“Rápidamente alejamos a todos los chicos de la casa y llamamos a mi hermano que es pescador y conoce sobre víboras. Cuando él llegó, agarró una pala y la mató”, continuó explicando Elsa.
Con respecto al descubrimiento de este animal, una especie muy típica y de amplia dispersión en la región, la vecina de la vuelta del paraguayo resaltó: “Hace más de 10 años que vivo en el barrio y nunca me pasó algo parecido. Aunque parezca raro ya estamos acostumbrados a vivir entre ratones, murciélagos y animales de todo tipo, pero nunca habíamos encontrado una víbora”.

Preocupante
“Nosotros no somos nadie para las autoridades. Nadie nos conoce, nadie nos registra y nadie se preocupa por lo que nos pasa y por las condiciones en las que vivimos todos los días”, denunció Elsa y continuó agregando: “Esto es muy preocupante porque tenemos muchos chicos. Por otro lado, la mayoría está tomando antibióticos por la cantidad de picaduras de mosquitos que tienen. Cuando cae el sol, nos tenemos que encerrar todos en la casa porque es imposible estar de la cantidad de mosquitos que hay”.
Elsa al igual que todos los vecinos de la zona, denunciaron la cantidad de pastizales que hay en las cuadras y atribuyen la aparición de la víbora Yarará a esta cuestión. “Recién hace una semana vinieron a desmalezar un poco porque era un peligro. Los pastos estaban muy altos y daba miedo caminar sin saber lo que podías pisar. No obstante falta mucho trabajo por hacer. Me tuve que ir a comprar una máquina para cortar yo misma los pastos”, aseguró Martínez.

Conocedores del tema
Diario UNO consultó a algunos especialistas sobre la aparición de estos reptiles en la región.
“La primavera desencadena el proceso reproductivo de este animal. La Yarará es, como todos los reptiles, poiquiloterma, o sea de temperatura variable, dependiente de la temperatura ambiental. La Yarará, por sus hábitos crepusculares y nocturnos evita los rigores del sol. Durante el día permanece oculta en refugios naturales, debajo de piedras, en huecos y hendiduras. No obstante, el extremo calor provoca la salida de sus refugios”, explicó uno de los especialistas consultados.
“Las presas más frecuentes de la Yarará son los roedores, principalmente la laucha de campo, la rata conejo, la rata colorada y el cuis pampeano. Su principal depredador es la luta o mussurana, aunque también se menciona a los halcones y la cigüeña común”, sentenció otro especialista.

Pastizales

El calor y los pastos altos, según los vecinos de la zona, son una de las principales causas de la aparición de la víbora yarará.
“Recién hace una semana vinieron a desmalezar un poco porque era un peligro. Los pastos estaban muy altos y daba miedo caminar sin saber lo que podías pisar”, contó Elsa Martínez.

Peligrosa y venenosa

Agresiva y precisa, poseedora de un veneno enérgico y eficaz, la Yarará es la víbora más temida por los habitantes de nuestro país. Su tamaño habitual es de 0,80 metros y su diámetro es de siete a 10 centímetros.
El largo y flexible espinazo de las víboras y sus costillas de extremos libres asociadas con las placas ventrales permiten una locomoción de dos tipos: el serpenteante y el rectilíneo. En algunas especies, como en la Yarará, a estos dos movimientos se agrega un tercero, el sinuoso lateral. Las irregularidades del terreno sirven de apoyo a las placas ventrales y facilitan el desplazamiento.
La Yarará es considerada una especie más típica y de amplia dispersión que abarca ciertas regiones del sur y centro del Brasil, sur del Paraguay, Uruguay y Argentina.
La primavera desencadena el proceso reproductivo. La Yarará sale a cazar cuando cae la tarde, que es la hora en la que abundan sus presas favoritas, los roedores (lauchas de campo, rata conejo, ratas coloradas y cuises pampeanos).